Estos exámenes sirven para evaluar la respuesta de tu cuerpo frente a una determinada cantidad de azúcar.

Por esto, es necesario tomar una muestra de sangre inicial y luego otra muestra, pasadas 2 horas (o el tiempo solicitado por tu médico).

Por esto, si agendas uno de estos exámenes, debes considerar un bloque de 2 horas y 15 minutos aproximadamente.

Si necesitas un examen de "glucosa post carga" o "insulina post caga", funciona de la misma forma y aplica toda la información que leerás a continuación.

Procedimiento

Primero, tomaremos tus exámenes de sangre por via venosa, en ayuno.

Luego, con un glucómetro te tomaremos una muestra de sangre capilar (punta del dedo) para saber tu nivel actual de azúcar y, dependiendo de este resultado, beberás una carga de glucosa (bebida azucarada).

¡Importante! Si el resultado del glucómetro es mayor a 140 mg/dL, debemos cancelar el examen ya que podría poner en riesgo tu salud. En este caso, generamos el reembolso del valor de este examen.

Si el resultado es menor, continua el procedimiento. En este caso deberás ingerir la bebida azucarada (carga de glucosa) de forma lenta, durante máximo 5 minutos.

Posterior a 2 horas (o según esquema solicitado por el médico) te tomaremos una nueva muestra de sangre venosa.

Durante la espera

Durante el período de espera debes mantenerte en reposo, sin consumir alimentos o líquidos, sin fumar ni realizar esfuerzo físico, como subir escaleras o caminar.

Si sientes algún síntoma extraño, debes avisar al profesional que estará tomando tu examen. Según lo que acuerdes con el profesional, esperará en tu domicilio o en su vehículo.

¿Encontró su respuesta?